Cuando busques SALMÓN para SUSHI o SASHIMI, fíjate en los siguientes puntos:

  • El cuerpo, tiene que ser grueso, de carne firme y estómagos elásticos.
  • Ojos, cristalinos y negros
  • Escamas, de un brillante color blanco plateado
  • Agallas, de color brillante y en fila como las púas o dientes de un peine.

El salmón macho de alrededor de 4 kg es rico en grasas y muy bueno. Para identificar un salmón macho sigue estos pasos:

  • Mandíbula inferior, con forma de gancho, más evidente conforme se acerca la época de desove.
  • Joroba, en la espalda, solo visible en algunas especie.
  • Cabeza, desproporcionadamente grande respecto al cuerpo
  • Color del cuerpo, en alguna especies se torna de color rojo.

Según la época del año estas diferencias son más o menos visibles, llegando a hacer muy difícil diferenciar a machos de hembras.

Después de poner los huevos, el color del cuerpo del salmón cambia y se desarrollan manchas de color púrpura rojizo; si ves salmones con estos signos evítalos.