Fue una comida mágica, descubrir esos sabores, elaborados en casa por el chef y en compañia de los amigos